+58 261 7835905
info@procodi.com

Noticias

15 Mar 2016

Probamos Zowi, un robot con cerebro Arduino que puede dar más de lo que aparenta

/
Comments0
/

La explosión en el aula de materias como programación o robótica está ya cerca de producirse en ciertos países como España. Scratch y lenguajes visuales ya forman parte del vocabulario común en centros educativos y son varias las marcas que apuestan fuerte por tener presencia en sus aulas.

Bq es una de las más potentes ahora mismo en España, con impresoras 3D, kits de electrónica y recientemente, con un robot destinado al público de menos edad (ha salido en colaboración con Clan de RTVE) pero que esconde algún secreto. Ese equipo se llama Zowi y en Xataka lo hemos estado probando para comprobar si alcanza el objetivo de ser un robot educativo válido y si puede ir incluso más allá.

Zowi en vídeo

Zowi y los niños

Tras mi experiencia con otros robots que pretendían conquistar a los más pequeños de la casa (tienes nuestro reciente análisis de Dash&Dot), tengo claro que la primera impresión es clave cuando queremos que un niño se sienta atraído por un elemento con el que queremos que pase tiempo no solo como entretenimiento directo y concreto sino con cierto propósito educativo.

1366_2000 (4)

Zowi he de decir que cumple con esa primera misión de un robot educativo que se precie. Nada más sacarlo de la caja, en casa se convierte en una especie de mascota. Lo cogen, miran, tocan y hasta abrazan. Tanto tamaño como material o textura resulta agradable, y la apariencia en cierto modo de androide nos parece un acierto. El acabado es en plástico, bastante resistente a primera vista, pero ojo con los golpes o caídas porque hay ciertas partes móviles en la zona de las patas que pueden quedar dañadas fácilmente.

Fuente: Xakata